Vibraciones fantasma del celular, los Cazadores de Mitos sobre la hipnosis, y la memoria traumática.

Tres artículos que recomendamos (de paso, recomendamos suscribirse a los blogs que las publican):

1. “La vibración fantasma: por qué sentimos que nuestro celular vibra cuando no lo hace:

Seguro que usted ha notado alguna vez la vibración de su movil en ausencia de este. Se trata de un fenómeno muy común que a algunas personas les asusta porque creen o asimilan esta sensación a una especie de alucinación.

Tampoco ayudan aquellas personas que dicen que la vibración fantasma es una consecuencia de la adicción al móvil, -una extraña figura nosográfica- que tanto les gusta para rellenar titulares a algunos periodistas. Lo cierto es que no existe ninguna adicción al móvil y en realidad tampoco existe una alucinación de su vibración sino una simple ilusion sensitiva.

2. La hipnosis funciona para “recordar” según “Los cazadores de mitos”: Cómo los Cazadores de Mitos pusieron a prueba esta creencia, y por qué su conclusión puede estar errada:

En vez de gastar tiempo y dinero en un hipnotizador, no estaría de más que antes se hubieran puesto a buscar en las bases de datos por si alguien más se hubiera dedicado a comprobar esto mismo que ellos buscaban. Si hubieran gastado algunos minutos en hacerlo, habrían descubierto que hay estudios sobre el tema que parecen mostrar que a pesar de que es cierto que aumenta la tasa de datos que aparentemente se recuerdan mediante el uso de hipnosis, también lo es que aumenta el número de falsas alarmas, con lo que habría que preguntarse si lo único que hace este método no es aumentar la confianza en datos dudosos.

3. La memoria traumática y lo psicosomático: una explicación de cómo se desarrollan las memorias que componen el Trastorno de Estrés Postraumático [TEPT] y algunas ideas sobre cómo se enlazan las emociones generadas por éste con los síntomas físicos (“lo psicosomático no puede explicarse ni desde lo psíquico ni desde lo somático”):

Lo cierto es que el desarrollo o no de un TEPT tiene mucho que ver con la interpretación que cada cual da a un acontecimiento traumático y poco o nada tiene que ver con el acontecimiento en sí mismo. Es natural que ciertos acontecimientos graves e intensos (como un terremoto o un desastre natural) provoquen TEPT en casi todo el mundo, pero no todo acontecimiento desagradable se convierte en TEPT. Asi la pérdida de un ser querido puede provocar tan solo un duelo simple en la mayoría de personas, un TEPT si se pierde en condiciones dramáticas o en otro tipo de situaciones inusuales…

…los recuerdos traumáticos quedan fijados a nuestra memoria con mayor intensidad que los recuerdos neutros o las impresiones agradables y lo hacen porque generan mayor cantidad de sinapsis y conectividad, mayor densidad de espinas dendríticas y mayor síntesis de proteinas. Es precisamente esta síntesis de proteinas la responsable de que el trauma se comporte como un cuerpo extraño, como un chicle.

El hipocampo es la región de nuestro cerebro que se ocupa de las memorias nuevas pero tambien -a través de los circuitos hipocámpico-amigdalinos- de teñir emocionalmente el recuerdo y ahi reside precisamente el problema del TEPT…La dificultad para la evacuación de estos contenidos procede precisamente de que se grabaron en el contexto de una enorme tensión emocional (miedo, rabia, desvalimiento, soledad o pena). Son pues ciertas emociones implicadas en el suceso las que disparan la síntesis de proteínas y las que confieren al recuerdo ese penoso tinte repetitivo donde el sueño por sí mismo resulta ineficaz.

Escribe tu comentario