Sólo porque estudio psicología…

¡Feliz Año Nuevo! Empezamos el 2010 con una entrada inspirada por “sólo porque soy ingeniero…” (en Snipedia.net). Aún antes de convertirnos en profesionales de la psicología, mientras somos estudiantes, debemos lidiar con la desinformación y los prejuicios sobre nuestra profesión.

Sólo porque estudio psicología, no significa que…

1. …Leo mentes/sé lo que estás pensando. El mundo sería muy diferente si hubiera una carrera que enseñara eso.

2. …Estoy loco/loca. Científicamente, la locura es la psicosis. A la inversa, escuchamos que la gente se autoproclama loca frente a nosotros. Es infaltable el “¿verdad que estoy loco/loca?”, y es aún más frecuente que alguien de una sola vez me diga “es que estoy loco/loca”. Y sólo nos queda decirnos, “Todo el mundo me dice lo mismo“. [Esto no excluye que, realmente, toda la gente tiene su gracia].

3. …Te estoy analizando. Pues, sí y no. “¿Qué significa? ¿Por qué soy así?”…no sabemos, de veras; te podemos referir con alguien si de verdad te interesa saberlo, porque si somos cherada o familia, es prohibición ética que divaguemos por tus profundidades de esa forma. Es cierto que nuestra profesión se especializa en estudiar la psique de la gente y sus interacciones con el mundo externo, y que tenemos una humilde Espada del Augurio que nos hace ver algunas cosas más allá de lo evidente (cada profesión tiene la suya). Pero aquí trabajamos con hipótesis, y mientras haya más información para elaborarlas, mejor. ¿Pero quien no trabaja con hipótesis? Para formarnos una opinión tuya cuando te conocemos, no estamos haciendo nada esencialmente diferente a lo que haría cualquier otro ser humano.

4. …No usamos matemáticas. Imposible. ¿Qué sería de la psicología experimental, del conductismo y del IUDOP sin las matemáticas? (de hecho, el IUDOP, como hemos mencionado antes, fue fundado por un psicólogo). ¿Qué sería de nuestro loable colega Víctor Castro sin el Statistical Package for Social Sciencies? Aunque nuestra habilidad numérica sea deplorable en algunos casos, como psicólogos no puedo funcionar sin las matemáticas. Remitámonos a la frase “aquí trabajamos con hipótesis”. Y las hipótesis se ponen a prueba. La ciencia es medible, comprobable y replicable. La psicología es una ciencia, aunque mucha gente no tiene la información suficiente para comprenderlo. Pero por el mismo objeto de estudio, no se realizan afirmaciones absolutas sino que se establecen tendencias y probabilidades; un número por sí solo -sea la edad, el CI, frecuencias de conducta, etc- no da todas las respuestas, pero aporta al estudio riguroso y sistemático.

5. …consideramos a Freud el Ser Supremo de la Psicología. Freud hizo un monstruoso aporte a la psicología, particularmente a la clínica, pero no era psicólogo. Si querés endulzarnos los oídos en la conversación “ah, la psicología es bien chiva, yo pensé en estudiarla”, hay que traer a colación a otra mara (no Maslow y su pirámide, por favor, por favor, por favor).