Sexualidad masculina: desmitificar y responsabilizarse.

Tal vez la mayor lección del trabajo de Smiler es que las decisiones sexuales de los hombres son sólo eso, decisiones. La fisiología y la evolución pueden influenciar los deseos pero no se anteponen a la capacidad de ningún hombre de reflexionar antes de actuar. El mito de la debilidad masculina y el Complejo Casanova sugieren que los hombres se encuentran, en última instancia, sin poder alguno frente a sus propios impulsos sexuales, y que es responsabilidad de quienes se excitan menos (las mujeres) el cubrir sus cuerpos, establecer límites saludables y en general prevenir que la civilización colapse en un caos orgásmico. Los hombres jóvenes de la actualidad no tienen menos testosterona que sus padres, pero en lo que se refiere a sexo, están actuando y pensando diferente. La biología no ha cambiado, pero los chicos sí, y para mejor. Ojalá enseñen bien a sus padres.

¿Por qué todavía pensamos que los hombres sólo quieren sexo? [en inglés]

Escribe tu comentario