Puede que el tiempo no cure todas las heridas.

Mientras el tiempo pasa, la herida empieza a sanar pero usted se queda con una cicatriz, un recordatorio físico de lo que ocurrió […]

 

Sin embargo, parece que la gente busca minimizar los periodos de duelo. El mantra “el tiempo cura todas las heridas” se recita en exceso. ¿Hay alguna vergüenza particular en sentir dolor? ¿Queremos mágicamente borrar esas cicatrices?

 

Posiblemente. Puede que se reduzca a una cuestión de simplicidad. Es más evitar el conflicto y darse la vuelta. También probablemente es más reconfortante visualizar la finalidad de un periodo de duelo en una línea de tiempo. “Ya pasó un año”, puede decirse a sí mismo. “¿Ya debería estar mejor, verdad?”. Una vez tuve el mismo pensamiento sobre una relación rota, y alguien compasivamente me dijo que no había un cronograma real para filtrar la pérdida (de ningún tipo, en realidad).

 

[…] En términos de establecer una “línea de meta” para el duelo, [la doctora Elizabeth] Neeld explica la distinción entre el tiempo chronos y el tiempo kairos. El tiempo chronos pertenece al calendario. Describe el pasado, presente y futuro y se mide con relojes. El tiempo kairos se refiere al “tiempo en que avanza la vida personal: el tiempo kairos es un proceso de profundización que resulta de que pongamos atención al momento presente, un proceso por el que nos acercamos al avance de nuestra propia historia”.

 

Con respecto al duelo, Neeld centra su atención hacia el tiempo kairos. Ella se hace preguntas como: ¿Qué entendimientos he logrado? ¿Qué significado puede obtener de esta dolorosa pérdida? En su conjunto, ella nota que el tiempo que lleva “lograr la integración de nuestra pérdida” es usualmente más largo de lo que se anticipa. En otras palabras, la cantidad de tiempo kairos que puede llevar alcanzar un lugar cómodo (donde la pérdida le acompaña pero no domina su vida) posiblemente lleve más tiempo de lo que la persona común sugiera.

 

El tiempo puede no curar todas las heridas (en inglés).

132Hgratisography

Fuente: gratisography.

Relacionado: “El duelo no tiene ninguna etapa más que el propio viaje personal”.

Escribe tu comentario