Psicólogos en los medios masivos de comunicación.

Hace relativamente poco, ha habido un ligero incremento en la presencia de profesionales de psicología en los medios de comunicación nacionales, lo cual tiene sus ventajas y desventajas, tanto para la profesión como para la audiencia que recibe los mensajes. Este es un tema un tanto espinoso y que podría dar para un largo debate, pero por el momento, retomamos un breve comentario del autor Dennis Coon (1998). Aún cuando se refiere sobre todo a la radio, es igual de válido para medios escritos y televisión.

***

La psicología a través de pláticas en la radio parece inofensiva, pero plantea algunas interrogantes importantes. Por ejemplo, ­­¿es razonable dar consejos sin conocer nada sobre los antecedentes de la persona? ¿Seria perjudicial el consejo? ¿Cuánto bien puede hacer un psicólogo en 3 minutos?

En su defensa, los psicólogos de la radio señalan que los escuchas pueden aprender y solucionar sus propios problemas escuchando hablar de otros. Muchos también ponen énfasis en que su trabajo es educativo, no terapéutico. No obstante, surge la pregunta: ¿cuándo se convierte el consejo en terapia? La Asociación Psicológica Estadounidense (APA) exhorta a los psicólogos de los medios masivos de comunicación a que solo analicen problemas de naturaleza general, en lugar de dar directamente consejos a las personas. Por ejemplo, si el que llama se queja de insomnio, el psicólogo en la radio deberá hablar sobre el insomnio en general, no explorar la vida personal del que llama (Schommer, 1984).

Al dar información, consejo y apoyo social, es probable que los psicólogos en la radio ayuden a algunos escuchas (Levy, 1989). Aun así, una buena guía para cualquiera que se sienta tentado a llamar a un psicólogo en la radio sería éste: “el consumidor debe estar alerta”.