Psicólogas eminentes de la era moderna – parte 1

En el 2014, se publicó el artículo Una lista incompleta de psicólogos eminentes de la era moderna (PDF disponible en inglés), elaborado por E. Diener, S. Oishi y J. Park. Para elaborar esta lista, los autores hicieron una revisión sistemática de los psicólogos y psicólogas más relevantes en la era moderna (post-Segunda Guerra Mundial), basándose en criterios como métricas de citación, cobertura en los libros de texto y premios importantes.

Como se explica en este post, esta lista (1) refleja el reconocimiento que reciben estos profesionales por parte de sus colegas,  (2) tiene un marcado sesgo hacia la psicología [blanca] estadounidense, (3) y de las 200 personas en la lista, solo un 27% son mujeres, a pesar de que más mujeres que hombres obtienen doctorados en psicología.

Coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer este 8 de marzo, destacamos los perfiles de las 10 psicólogas con los puestos más altos en esta lista. Cada lunes de marzo presentaremos dos o tres psicólogas según su orden de aparición en la lista, desde Shelley Taylor (#8) hasta Hazel Markus (#79).

Las psicólogas que presentamos hoy son las mujeres con las posiciones más altas en la lista incompleta de psicólogos eminentes de la era moderna (Diener, Oishi & Park, 2014): #8 y #22.

#8. Shelley E. Taylor (1946)  Shelley Taylor es reconocida como una líder en cognición social, psicología de la salud y neurosciencia social. Es profesora de psicología en la Universidad de California (UCLA). En el 2010, recibió el Lifetime Achievement Award de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Su trabajo se centra en recursos socio-emocionales, experiencias tempranas y estrés, e influencias de la cultura. Sus intereses e investigaciones se destacan en su página de la UCLA.

***

#22. Susan Fiske (1952) 
Susan Fiske es profesora de Psicología y Asuntos Públicos en la Universidad de Princeton. Su investigación acerca de relaciones intergrupales y cognición social aborda temas de prejuicio y discriminación, poder, y competencia y cooperación.

El testimonio experto de Fiske ha sido citado en demandas por discriminación en el lugar de trabajo, una de las cuales fue la primera vez que un psicólogo social testificó en un caso de discriminación por género, en 1989. Entre sus muchos premios y reconocimientos, recibió el Distinguished Scientific Contribution Award de la APA en el 2010.

Su perfil está disponible en el sitio web de la Universidad de Princeton, y también puede visitarse el Fiske Lab.