Programación Neurolingüística, complementos alimenticios y terapias alternativas.

Recomendamos las siguientes lecturas:

I. Desnudando la Programación Neurolingüística (PNL).
La PNL ha tomado fuerza en los últimos años, y se presenta como un entrenamiento para mejorar algún aspecto de la vida a través de un “coaching” por parte de profesionales. Algunas de sus técnicas y premisas evocan la psicología cognitiva y cognitivo-conductual (que a la fecha tiene evidencia de ser una intervención efectiva), pero se une con representaciones sensoriales, postulados filosóficos y pensamientos positivos (el pensamiento positivo puede resultar muy útil, pero como hemos dicho en otro momento, pensar bien no necesariamente es pensar positivamente).

Los gurús de esta pseudociencia aluden a la Programación como el objetivo fundamental de la disciplina, su técnica: reprogramar nuestras creencias, nuestros procesos psicológicos y nuestro sistema sensorial. Genial, ¿No? Aluden al término neuro como vía para dar sus explicaciones rigurosas, rigurosísimas.  De esas explicaciones de las cuales cualquier doctor en neurociencias estaría de acuerdo. Por último, el término Lingüístico hace referencia al objeto de intervención, lo que se va a trabajar. Se estudiará  y después se reprogramará nuestra forma de comunicarnos, de expresarnos, nuestras creencias…

¿Hay estudios que prueben su eficacia?
Para que una terapia pueda considerarse eficaz deben haberse hecho estudios que lo corroboren. Antes de escribir este artículo me dispuse a buscar estudios que hayan podido demostrar algún indicio de eficacia de la totalidad de la terapia, de sus teorías o de alguna de sus técnicas. Tras no encontrar ningún estudio en este sentido, mandé un email al instituto español de PNL para que me informaran de los estudios realizados. Ellos me remitieron a las referencias de sus propios libros. Tras revisar estos libros me di cuenta que no contenían ninguna referencia primaria (referencia a estudios) sino simplemente una bibliografía recomendada de otros libros del mismo autor, del instituto y semejantes. Es decir, al parecer no hay ningún estudio que corrobore la eficacia de esta terapia o la validez de sus técnicas.

 

Hay pocos artículos científicos al respecto. Encontramos este estudio sobre la PNL en el tratamiento de fobias, y este sobre cómo puede mejorar el desempeño en la escuela. En ambos casos debe pagarse para leerlos, pero el resumen (en inglés) está disponible.

II. Cómo saber si un complemento alimenticio es un fraude en cinco cómodos pasos.
Probablemente el estudio de la alimentación resulte a primera vista como algo que no tiene nada que ver con psicología, pero no es así. Hay ramas de investigación en psicología que se dedican a estudiar la alimentación y los hábitos alimenticios desde un punto de vista comportamental, de relaciones interpersonalesde calidad de vida y de salud pública (qué hace la gente, con qué propósito, qué cosas y cómo deben modificarse; cómo estos hábitos impactan la salud y la prevalencia de ciertas enfermedades a corto y largo plazo).

El aumento en el consumo de complementos alimenticios reflejan la preocupación de muchas personas por mantener un adecuado balance nutricional. Pero como industria, y con tal de responder a esta demanda, los complementos alimenticios pueden ser algo muy diferente a lo que dicen ser. El artículo que enlazamos pone prueba algunos de estos complementos, pero además señala la importancia de mantener una actitud crítica, y una manera de hacerlo, ante muchos de los productos que se nos ofrecen.

 Para aquellos casos donde algún ingrediente haya demostrado científicamente su efectividad, les recomiendo que comparen la cantidad que aparece en el envase con la que se encuentra en alimentos tradicionales… no sea que pague dicho ingrediente a precio de oro.

Pongamos como ejemplo el Tensium (hagan ustedes lo mismo para el DHA) cuya capacidad para regular la tensión arterial está basada solamente en el potasio presente en su formulación (300 mg). Pues bien, en cualquier tabla de composición de alimentos podemos observar que un simple plátano contiene el triple de potasio que el presente en una cápsula de Tensium… que por cierto debe tomar usted dos veces al día para que tenga el efecto deseado.

 

III. Terapias psicológicas alternativas y cómo se las creen hasta los que las ponen en práctica.
Este artículo resulta delicado porque las explicaciones sobre por qué creemos estas alternativas, los sesgos cognitivos, aplican también a quienes trabajan en el marco de las ciencias y disciplinas como la psicología. Todos somos susceptibles a los sesgos de confirmación, la ilusión de control, el efecto placebo y tantos otros. Dentro de las ciencias, se cuenta con un método específico y las revisiones de pares para contrarrestar sesgos como estos, pero el riesgo persiste. Con esto mente, es una lectura interesante.

Escribe tu comentario