¿Preguntas?

¿Les puedo hacer una consulta sobre un problema que tengo? ¿Pueden darme un consejo para resolver un problema que estoy pasando? ¿Me pueden interpretar un sueño?

Pese a que como profesionales en la psicólogía nos mueve el interés por el servicio social, el objetivo del blog no es dar terapia, consejería o hacer charlatanería pseudopsicológica on line.

Por eso y por ética profesional no damos consejos para resolver problemas específicos de su vida, ni mucho menos interpretamos sueños. No damos consejos porque no podemos pretender que conocemos lo suficiente la vida de algún lector, como para tomar nosotros la responsabilidad por sus decisiones. El modo adecuado para resolver cuestiones más profundas es acudiendo a profesionales de psicología, debidamente acreditados como tales en su país de residencia. El objetivo de este espacio está detallado en las preguntas siguientes.

¿Quiénes son el Equipo Psicoloquio?
Somos un par de psicólogos salvadoreños, Víctor y Ligia, en permanente formación. Padecemos una compulsión crónica a escribir carambadas, y hemos decidido redirigir esa energía para dar un “garrotazo psicológico“.

Ajá. ¿Y qué hacen?
Analizamos aspectos de la realidad con las herramientas de nuestra disciplina. Y después de una serie de procesos en los lóbulos cerebrales frontales, lo escribimos y lo ponemos en el blog. A veces escribimos en conjunto, a veces individualmente.
Eso, y vivimos nuestras vidas.

¿Qué pretenden con este sitio?
Operacionalmente, es decir, en la práctica: que nos lean. En términos específicos, visibilizar los aportes de nuestra ciencia al entendimiento de los individuos dentro de la sociedad, exponiendo elementos que permitan a quienes nos leen conformar una visión propia más amplia de la realidad. Este no es un sitio para ser leído únicamente por psicólogos o estudiantes de psicología.

Pero la psicología no es una ciencia. Cualquiera puede ser psicólogo.
Así dicen. Esa es una discusión casi tan antigua como las cucas; a la larga es irrelevante si es o no una ciencia, porque el ser humano, que es nuestro objeto de estudio, no es para nada algo exacto. Cualquiera puede estudiar psicología, pero no cualquiera puede ser psicólogo.

Vaya, está bueno ¿Podemos contactarlos si tenemos preguntas, dudas, sugerencias, comentarios…?
No.

¿No?
Es broma, ¡por supuesto que sí! Dejá tu comentario en la entrada de tu elección, o escribinos directamente a psicoloquio@gmail.com