Práctica psicoterapéutica para Dummies.

Retomamos algunos apuntes de la Dra. Patti Feuereisen, en torno a qué buscar y qué esperar de la práctica clínica en psicología. Hemos expandido o modificado la mayoría, para efectos de contextualización. Alternamos masculino y femenino.

1. Asegúrese de que hace “click” con el terapeuta, en términos de comodidad, y de que usted se siente apoyado incondicionalmente. Para víctimas de abuso o trauma, si el terapeuta aconseja dejar las cosas en el pasado y no hablar más de ello, huya de su oficina.

2. No todas las profesionales cobran lo mismo. Explore las opciones. Pueden ser clínicas privadas, iglesias que tienen clínicas donde se da terapia, y universidades con terapeutas en prácticas -debidamente asesorados- y profesionales especializados.

3. Tómese su tiempo: para decidirse a buscar ayuda, y para enfrentarse a sus conflictos. La psicoterapia es un proceso de trabajo que suele llevar tiempo, y en el que usted es el responsable del avance. No espere consejos, porque eso implicaría que el terapeuta (a) lo conoce a usted mejor que usted mismo, y (b) que está haciéndole dependiente de su criterio, y evitando que usted se responsabilice de sus propias acciones.

4. Nunca se permita ser forzado a hablar de un tema que usted no está lista para tocar.

5. Todo lo que diga en las sesiones debe ser confidencial; aún con menores de edad, la información obtenida no se le transmite a los padres. Sólo con autorización del paciente se puede dar la información a terceros.

6. Los datos confidenciales se comunican únicamente por propósitos profesionales, guardando el anonimato de la persona tratada, o cuando la paciente o personas involucradas con él estén en peligro. En casos de amenaza o daño al bienestar en una menor de edad (por ejemplo, incesto), la terapeuta se encuentra en la obligación legal de reportar el crimen. Pero una buena terapeuta le consultará a la paciente y trabajarán el tema en conjunto antes de tomar acciones.

7. Usted no tiene que preocuparse por el terapeuta. Él está ahí para ayudarle, nunca para cargarle con sus propios problemas personales. No es una relación de amistad, es una relación profesional y él está ahí para usted.