Los propósitos de los sueños.

La relación que las personas tienen con sus sueños varía mucho. Hay quienes recuerdan lo que soñaron y se preguntan qué significa, sobre todo si notan elementos recurrentes. Otros no recuerdan lo que sueñan, y hay quienes dicen no soñar. Más allá de esta relación, los sueños son una manera de obtener información sobre nosotros mismos y sobre nuestras vidas.

Existe mucha investigación que intenta explicar la naturaleza y los propósitos (biológicos, psicológicos, sociales) de dormir y soñar. El Dr. Kelly Bulkeley, investigador experto en la ciencia del sueño, sostiene en una entrevista:

Si usted observa a la ciencia actual, queda bastante claro que soñar tiene mucha más estructura psicológica, mucho más significado personal, mucha más sofisticación cognitiva que lo que sugiere el punto de vista que se refiere a los sueños como estática del cerebro.

 

[…] Sí, los sueños tienen dimensiones de significado. No voy a decir que cada sueño tiene revelaciones enviadas del cielo o algo así, pero estamos aprendiendo mucho sobre cuáles son esas dimensiones de significado.

 

¿Qué pueden enseñarnos nuestros sueños más locos? (en inglés)

La mente no se apaga al dormir, sino que entra en un modo de funcionamiento distinto, explica el Dr. Bulkeley en la entrevista. Hace énfasis también en los llamados “grandes sueños”, que se separan de los mundanos y cotidianos. Estos “grandes sueños” (término acuñado por Carl Jung) se refieren a aquellos que no olvidamos -incluso desde la niñez o adolescencia-, porque nos parecieron diferentes, vívidos e hiperrealistas, y venían acompañados de una respuesta fisiológica que se mantuvo cuando nos despertamos.

Volar es el gran ejemplo [de sueño] porque es algo que, como criaturas amarradas a la gravedad, no podemos hacer, y sin embargo en nuestros sueños nos podemos imaginar liberados de las leyes básicas del mundo físico, En términos de una respuesta fisiológica remanente, hay sentimientos de asombro, maravilla, éxtasis.

 

¿Qué pueden enseñarnos nuestros sueños más locos? (en inglés)

La interpretación de los sueños es una tarea muy compleja, dadas las influencias individuales, del entorno, e incluso culturales sobre los contenidos que soñamos. Esta interpretación tiende a ser banalizada, señalando que ciertos elementos específicos significan cosas específicas. Esto puede ser un punto de partida pero esa no la verdadera interpretación de sueños. La idea de interpretar sueños proviene de Sigmund Freud, pero su metodología requería experticia y sistematicidad, con el requisito indispensable de conocer muy a fondo a la persona que narraba los sueños.

No obstante, una persona puede explorar por sí sola los temas y emociones que aparecen en sus sueños. Algunas maneras para esto son (traducción nuestra):

Escribir los sueños en un diario.
[…] No se preocupe si olvida la mayor parte de su sueño. Porque cuando usted explora sus asociaciones personales, aun el fragmento más pequeño de un sueño proveerá suficiente material para trabajar […] Además, llevar un diario ayuda a observar patrones en el tiempo.

 

Centrarse en las emociones:
“Note el tono emotivo del sueño y en qué parte del sueño tiene usted los sentimientos más fuertes” […] Esto le ayuda a centrarse en lo que su mente quiere comunicar. Por ejemplo, tal vez usted necesita abordar un miedo o tristeza profundos. Tal vez hay un sentimiento asociado con un tema que usted necesita confrontar.

 

Explorar asociaciones personales:
[Se] destaca la importancia de poner atención a nuestras asociaciones personales y circunstancias actuales […] “Sus asociaciones personales son pensamientos y sentimientos que usted adscribe a objetos y personas en su vida”. […] Todas las imágenes en un sueño representan un aspecto de nosotros.

 

Evitar ser literal:
Cuando algo malo ocurre en nuestros sueños, esto no es una predicción de un futuro malo actual.

Todavía quedan muchas interrogantes sobre los actos de dormir y soñar, pero la investigación al respecto continúa. Lo que es cierto es que los sueños, al menos algunos de ellos, cumplen una serie de propósitos psicológicos que no siempre logramos estando conscientes. De ahí la importancia de ponerles atención, como una manera de ejercitar y aumentar la auto-conciencia y comprensión del mundo personal.

 

Escribe tu comentario