Las voces en mi cabeza.

Al hablar de esquizofrenia, uno de los primeros síntomas que se evocan son las voces en la cabeza. Éstas se consideran una alucinación auditiva. La esquizofrenia es una condición mental compleja que se relaciona con el deterioro de la percepción y el contacto con la realidad (lo que tradicionalmente se consideraría locura), pero no por ello es una sentencia a una vida sin control y de encierro en un “manicomio”.

Con el tratamiento adecuado, una persona con esquizofrenia puede ser tan funcional como alguien que no tiene esa condición. Decíamos en otro post que al trabajar con trastornos del comportamiento, las emociones y los pensamientos, se corre el riesgo de olvidar la vivencia del paciente, cómo el paciente experimenta y comprende su condición. Y es en esto donde, muchas veces, puede encontrarse la respuesta a cómo una persona con un trastorno mental puede llevar una vida plena y satisfactoria.

Con esto en mente, compartimos la charla TED “las voces en mi cabeza”:

Para todos los efectos, Eleanor Longden era como todos los otros estudiantes, rumbo a la universidad llena de promesas y sin preocupaciones en el mundo. Eso fue hasta que las voces en su cabeza comenzaron a hablar. Al principio inofensivas, estos narradores internos se convirtieron en cada vez más antagónicos y dictatoriales, convirtiendo su vida en una pesadilla viviente. Diagnosticada con esquizofrenia, hospitalizada, drogada, Longden fue descartada por un sistema que no sabía cómo ayudarla. Longden narra la conmovedora historia de su viaje de años para volver a la salud mental y argumenta que fue a través de aprender a escuchar sus voces que fue capaz de sobrevivir.

Eleanor Longden superó su diagnóstico de esquizofrenia y obtuvo su maestría en psicología y demostró que las voces en su cabeza eran “una reacción sana a circunstancias insanas”.

Escribe tu comentario