Las nuevas condiciones.

Quisiera examinar con vosotros una situación que pertenece al futuro y que acaso os parezca fantástica. Pero, a mi juicio, merece que vayamos acostumbrando a ella nuestro pensamiento. Sabéis muy bien que nuestra acción terapéutica es harto restringida. Somos pocos (…) frente a la magnitud de la miseria neurótica que padece el mundo y que quizá pudiera no padecer, nuestro rendimiento terapéutico es cuantitativamente insignificante. Además, nuestras condiciones de existencia limitan nuestra acción a las clases pudientes de la sociedad.

(….) Alguna vez habrá de despertar la conciencia de la sociedad y advertir a ésta que los pobres tienen tanto derecho al auxilio del psicoterapeuta como al del cirujano, y que las neurosis amenazan tan gravemente la salud como la tuberculosis, no pudiendo ser tampoco abandonada su terapia a la iniciativa individual (….). Se nos planteará entonces la labor de adaptar nuestra técnica a las nuevas condiciones.

 

Sigmund Freud.
Budapest, 1918.

Sigmund_Freud_LIFE