La psicóloga de los migrantes.

La psicología ha aportado al tema de la migración, legal e ilegal, desde distintas vertientes de investigación y abordaje de la temática. Un ejemplo se encuentra en este artículo, cuyos autores hablan de:

propuestas de abordaje que mínimamente retoman dos aspectos de lo psicológico en la migración: Los efectos psicológicos en los que se quedan y el impacto que provoca el desprendimiento del núcleo familiar en los migrantes. Y, por otra parte, migrar como estrategia de desarrollo personal. En ambos sentidos, migrar cobra una dimensión socialmente privilegiada y llena de simbolismos, que no sólo la definen como una solución a los conflictos que las sociedades económicamente desaventajadas presentan en la actualidad, sino como un proyecto de vida al cual acceden por medio de la cultura heredada.

En esta ocasión, compartimos fragmentos de un artículo de BBC Mundo, reproducido por Animal Político: La psicóloga de los migrantes que sobrevivieron a La Bestia:

Los albergues están alejados de los centros urbanos y no se puede acceder a ellos directamente por carretera. Así que son el lugar ideal para que los migrantes descansen y recuperen fuerzas con la seguridad de que no los van a detener.

“Aquí está la tienda en la que les doy la bienvenida y les explico quiénes somos y qué hacemos”, le muestra Dora a la periodista de la BBC.

“Y al lado está mi consultorio; una jaula, literalmente”, dice, enseñando el cubículo metálico insonorizado con una sola ventana para que entre algo de luz. También hay varias sillas y juegos que Morales emplea en sus sesiones.

Pero su principal aliado en las terapias es Pancho, un perro.

Le falta un ojo y tampoco tiene boca. Se cayó a la autopista desde la parte de atrás de un camión de basura. Uno de los médicos de la ONG lo recogió y se lo entregó a Morales, quien lo limpió y cuidó.

“Él también es un migrante”, cuenta la psicóloga sobre su aliado. “Así que les cuento su historia a los migrantes y ellos se sienten identificados con él”.

Es entonces cuando les pide que la ayuden a completar la historia del perro y logra así que cada paciente termine contando la suya.

[…]

Un salvadoreño de 36 años acaba de participar en una de esas sesiones. Tiene los ojos llorosos y cuenta a la periodista que dejó a trás a su esposa y a seis hijos.

“La vida es difícil en El Salvador”, dice. “Hay mucho crimen en mi país, no hay trabajo y los salarios son muy malos. Yo tenía una panadería pero tuvimos que cerrar por el dinero que tenía que pagar a las maras (las pandillas), porque si no te matan. Quiero una vida mejor para mi familia, para mis seis hijos”.

Es su cuarto intento de llegar a EE.UU.

¿Cómo le ha ayudado hablar con Dora la psicóloga?, le pregunta la reportera.

“La vida me ha enseñado que cuando hablas sobre tus preocupaciones y de lo que sientes dentro, eso te ayuda a sentirte mejor”, asegura el salvadoreño. “Descargar lo que llevas dentro, o llorar, te hace sentir más calmado”.

“Después de hablar con ella (la psicóloga Dora Morales) me siento más calmado y menos estresado para continuar mi viaje”, dice.

Ir al artículo completo

Relacionado:
Migración: Impacto psicosocial en la familia de los emigrantes. Procesos de reconstrucción de las formas de interacción familiar en las familias de migrantes salvadoreños (en PDF. Tesis de licenciatura de uno de los integrantes de Psicoloquio).

Escribe tu comentario