La necedad de negar el daño en El Salvador.

Lo hemos dicho en otro momento: la realidad salvadoreña es un ejemplo perfecto de qué hacer para mantener vivo el conflicto sociopolítico, con o sin guerra civil de por medio. Un ejemplo perfecto de cómo hacer persistir el dolor y el trauma en individuos y en grupos. Particularmente el olvido.

Recordar y decir la verdad sobre eventos horribles son los prerrequisitos tanto para la restauración del orden social como para la sanación de las víctimas individuales.

Citado originalmente en esta entrada.

La impunidad en El Salvador tiene reconocimiento internacional. Los gobiernos militares y la guerra civil dejaron una tradición de detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones, masacres y otros crímenes que se han justificado en nombre de conceptos difusos. Ha habido esfuerzos titánicos por contrarrestar esta tradición, como fue el caso de la oficina de Tutela Legal, que ofrecía asistencia jurídica a las víctimas que el discurso oficial invisibilizaba.

La Oficina de Tutela Legal del Arzobispado emergió en San Salvador, en 1978 en la Arquidiocesis de la Iglesia Católica de El Salvador, como una organización dedicada a defender los derechos humanos. Tutela Legal continuó el trabajo de su organización predecesora, Socorro Jurídico [del] Arzobispado, diseminando información sobre los abusos a los derechos humanos. Aunque el conflicto en El Salvador no se limita históricamente a la Guerra Civil (1979-1992), Tutela Legal operó durante y después de este conflicto, que se mantiene como el más traumático del país en su historia después de 1945.

Fuente (descargable en DOC,. La traducción es nuestra. También descargable en nuestro sitio).

Decimos que fue el caso, porque este día el Arzobispo José Luis Escobar Alas ha cerrado Tutela Legal. Esto implica dar la espalda a más de 30 años de investigación y más de 50 mil denuncias por violaciones a los derechos humanos, ocurridas a manos tanto del ejército como de la guerrilla, y que trascienden el periodo de la guerra (véase el blog de Tutela Legal, pero su última entrada data de 2006). ¿Y qué pasará con los archivos en poder de la institución?

Aunque Tutela Legal fue ampliamente denunciada por las cortes salvadoreñas, el gobierno militar y la Embajada Estadounidense como una organización de izquierda, cuerpos internacionales como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas reconocieron a la organización como una fuente con credibilidad. La información reunida por Tutela Legal fue utilizada por la Comisión de la Verdad de El Salvador, formada a partir del Consejo Nacional por la Defensa de Derechos Humanos en 1993, para abordar las atrocidades cometidas durante la guerra civil. Sin embargo, debido a la Ley de Reconciliación Nacional, que estipula que nadie puede responsabilizarse por las violaciones a derechos humanos durante la guerra a excepción de quienes asesinaron a [Monseñor Arnulfo] Romero, Tutela Legal se mantiene comprometida con cuestionar esta amnistía hasta la fecha.

Fuente (descargable en DOC,. La traducción es nuestra. También descargable en nuestro sitio).

Es esencial tener en mente que “se toma la decisión de cerrar oficina #TutelaLegal cuando se espera resolución sobre legalidad de la Ley de Amnistía. Nada parece casual“. El daño producido por todo lo que la ley de Amnistía intenta ocultar va más allá de las vidas personales que han sido destruidas. El daño alcanza también a las estructuras sociales, a las normas que rigen la convivencia, deformando lo que es aceptable y lo que no es dentro de ella. Así es como se explica el presente de un país como El Salvador, donde es aceptable usar la violencia para crear y resolver conflictos; donde es aceptable aniquilar personas bajo ciertos criterios; y donde es aceptable, con la venia del Arzobispo, que los crímenes más atroces queden sin respuesta.

***
Relacionado:
Arzobispo ordena cerrar Tutela Legal.
Cierra unidad de Tutela Legal del Arzobispado.
Despedidos todos los trabajadores de Tutela Legal.

Escribe tu comentario