Hacer trampa, pero poquito.

El área de la economía conductual, o comportamiento económico, estudia los factores relevantes a la psicología en la toma de decisiones financieras a nivel personal, y las consecuencias de éstas a nivel social, político e institucional. En esa línea, previamente hemos hablando sobre parte del trabajo de la psicología económica.

En el siguiente video, el economista conductual Dan Ariely se refiere a ciertos comportamientos irracionales y a por qué a veces hacemos trampa, más allá del tradicional análisis costo-beneficio. El comportamiento y las decisiones racionales e irracionales fueron estudiadas por Kahneman y Tversky, quienes proponen dos sistemas de pensamiento: el 1, irracional, rápido, intuitivo; y el 2, racional, lento, analítico.

© David Plunkert

© David Plunkert

Como hemos dicho antes, parte del origen de muchas investigaciones son las experiencias personales de quienes investigan. Este es el caso de Ariely, que comenzó a pensar en este tema tras sufrir un accidente que lo dejó con quemaduras en el 70% de su cuerpo y en recuperación por años. Una vez recuperado, inició con experimentos para provocar dolor en la gente y luego otros más, de los que habla en el video.

Una idea crucial es que si alguien de nuestro grupo hace trampa, tendemos a hacer trampa también…pero, a veces, teniendo algunas consideraciones. Esto se relaciona con el poder del entorno y de la situación sobre la persona, pero también con dinámicas intergrupales (por ejemplo, ellos tienen suerte, nosotros tenemos habilidad).

Los estudios de Arely advierten que es difícil creer que nuestras intuiciones -el sistema 1- son equivocadas. Y justamente por eso, debemos preocuparnos de ponerlas a prueba constantemente.

Escribe tu comentario