Empatía vs. simpatía.

He pensado antes sobre las diferencias entre empatía y simpatía y ahora he agregado otra distinción. Cuando simpatizamos con alguien que está de duelo, por ejemplo, esencialmente decimos: estás allá, teniendo tu experiencia de pérdida; yo estoy aquí, sintiéndome infeliz porque sientes mucho dolor y me gustaría decir o hacer algo que te haga sentir mejor.

La simpatía tiene su valor; pero cuando quien simpatiza no quiere entrar con demasiada profundidad en el dolor de la otra persona, o quiere hacer que el dolor se vaya porque es difícil de tolerar, quien está de duelo puede terminar sintiéndose aún más solo. Sé que superarás esto. Con el tiempo, el dolor es más fácil de soportar. No siempre te sentirás triste, lo prometo. Cuando la persona que da las condolencias dice estas cosas, está simpatizando, pero el doliente no necesariamente se siente consolado.

Cuando estás en medio de un proceso de duelo, parece que te sentirás así siempre, aún cuando a un nivel racional sabes que no.

Es otra cosa distinta entrar en el dolor de la persona y sentirlo como él o ella lo hace (o cercano a ello), sin ofrecer consolación o aliento. Esa es la verdadera empatía. La empatía involucra cierta forma de identificación en la que yo, en cierto sentido, me convierto en tí a la hora de sentir y compartir tu dolor; no hay distancia entre nosotros. En mi experiencia, la gente encuentra las declaraciones empáticas realmente reconfortantes, aún cuando no hay un consuelo o una oferta adicional.

Empathy vs Sympathy – Dr. Joseph Burgos
(Traducción libre)

Escribe tu comentario