El costo político de hablar de la apariencia de una candidata.

En una entrada anterior, revisamos brevemente investigaciones acerca del lenguaje y la apariencia (promedio) de candidatos políticos. Sin embargo, al hablar de participantes en política, el género de quien lanza su candidatura también pesa, pues el escrutinio público tiende a variar de acuerdo a ello.

En el caso de las mujeres que participan en política, este escrutinio se centra en su apariencia mucho más de lo que ocurre con hombres (que bien puede ocurrir, pero el grado de atención que se le da y las implicaciones que conlleva son distintas, a veces inexistentes, como veremos más abajo). Esta fue la conclusión a la que llegó, en 2013, el proyecto estadounidense Name It Change It, a través del estudioUn examen del impacto de la cobertura mediática de la apariencia de mujeres candidatas“.

En este estudio, a 1500 participantes se les presentó información sobre un candidato, Dan Jones, y una candidata, Jane Smith:

Los votantes leyeron un perfil sobre ambos candidatos y escucharon una serie de noticias sobre cada uno. La muestra completa [1500 personas]  escuchó la historia sobre el candidato que abordaba su posición sobre legislación en educación. En las historias sobre la candidata, además de centrarse en esta legislación, se incluyó varias descripciones sobre su apariencia. Un cuarto de los votantes, un grupo control, escuchó una descripción de Jane Smith que no hacía referencia a su apariencia en modo alguno; otro cuarto de los votantes escuchó una descripción neutral; otro cuarto escuchó una descripción positiva, y un cuarto, una negativa.

Las descripciones de las apariencias de las candidatas fueron tomadas de reportes reales en medios estadounidenses, provenientes de la cobertura electoral de 2012, incluyendo la descripción negativa: “[Smith] desafortunadamente vestía una gruesa capa de maquillaje que destacó sus líneas de la frente, creando un ‘look’ desfavorecedor en una mujer atractiva, junto a sus famosas uñas falsas y ordinarias”.

Los resultados de este estudio mostraron que todas las descripciones de la apariencia de la candidata influían en que ella fuera juzgada más severamente que el candidato. En los tres tipos de descripciones de su apariencia, la valoración de su idoneidad como candidata y la probabilidad de que los votantes se inclinaran por ella disminuían:

Descripciones neutrales, positivas y negativas de la apariencia de la candidata iban en detrimento de su candidatura. De modo importante, las reacciones adversas [de los votantes] no se limitaban a las críticas de la apariencia. Aun la cobertura de la apariencia que intenta ser neutral o halagadora causa daño a la mujer.

 

Mientras que esta cobertura de la apariencia era dañina para las candidatas, el candidato no pagaba ningún precio político por este tipo de cobertura.

“Aun lo que creemos que es una cobertura benigna sobre cómo una mujer se viste tiene un impacto negativo en su voto, y en si los votantes la perciben como conectada, segura de sí misma, agradable, efectiva y cualificada. Y, en elecciones reñidas, una cobertura sexista, encima de los ataques que cada candidato/a ya recibe, puede hacer la diferencia entre ganar y perder”.

 

Estudios: candidatas pagan un precio político por cualquier mención de su apariencia.

Frente a estos hallazgos, este estudio (y uno anterior del mismo proyecto, de 2010) sugiere una manera de abordar este problema. Entre los votantes encuestados, se encontró que reconocer y denunciar la cobertura sexista, ya fuera la candidata misma quien lo hiciera o una organización que la apoyara, ayudaba a la candidata a recuperar algo de la credibilidad que había perdido.

Aunque, como siempre, se requiere más investigación para profundizar en los detalles de este fenómeno, estos estudios muestran que el escrutinio de la apariencia de una mujer conlleva la invisibilización de su trabajo y su capacidad. Esto no es exclusivo del ámbito de la política partidaria.

“Amal Clooney muestra su pancita en las Naciones Unidas” vs. “Abogada de Derechos Humanos, Amal Clooney, urge a las naciones del mundo que no permita al Estado Islámico ‘lleve a cabo un genocidio'”.

Escribe tu comentario