El aberrante mundo de la conversión “de gay a heterosexual”.

Compartimos un interesante artículo (en inglés) sobre un grupo de terapeutas británicos que buscan la “conversión” de homosexual a heterosexual. El autor se infiltró en el mundo de estas “terapias”, que se mantienen a pesar de que la homosexualidad dejó de ser considerada un trastorno hace ya más de tres décadas.

The ex-gay files: The bizarre world of gay-to-straight conversion

Is homosexuality a form of mental illness? A small but evangelical band of psychotherapists believe that it is – and they’re on a mission to ‘heal’ the afflicted. Patrick Strudwick enters the bizarre world of gay-to-straight conversion.

“Esta es una práctica terriblemente impropia”, me dijo.  “Ella está imponiendo oración y técnicas no basadas en la evidencia. Todo el enfoque hacia el tema del abuso sexual es extremadamente poco profesional. Guiar [y] sugerir en una situación terapéutica es la absoluta antítesis de lo que debe ser la exploración del abuso sexual. Es la base de muchos de estos síndromes de falsa memoria”. ..

Yo cito una de sus pautas: “los profesionales no deberían permitir que las relaciones personales con sus clientes sean prejuiciadas por ningún punto de vista personal que tengan sobre la orientación sexual”.

[…]

El propósito de esta investigación fue descubrir cómo operan los terapeutas de conversión. Lo que yo no esperaba era que aprendería cómo se sienten sus pacientes: confundidos y dañados.

Comencé a analizar constantemente por qué encontraba atractivos a ciertos hombres. ¿Ese hombre representa algo que me hace falta? ¿Lo quiero porque se ve fuerte, lo que debe significar que yo me siento débil? ¿Algo me pasó en mi niñez? Los terapeutas plantaron dudas y preocupación donde no había nada de eso.

(traducción libre de Psicoloquio)