Dos posibles resultados de la terapia de pareja.

Hablando de relaciones de pareja [tal como se la imaginan algunos], surge el tema de la terapia de pareja. Hay muchas concepciones no del todo acertadas sobre este tipo de intervención, gracias en gran medida a cómo se representa en los medios de comunicación.

Encontramos un artículo, un tanto breve pero que resulta suficiente para tener una idea de cómo es, o debería ser, una terapia de pareja. Por supuesto, como en toda terapia, la base es que ambas partes asistan por voluntad propia, pues es la condición mínima para que el o la terapeuta pueda realizar su trabajo(utilizando, por ejemplo, el enfoque sistémico). Del mencionado artículo destacamos:

Una terapia de pareja no sólo vale para recuperar la relación, sino también para tener una ruptura lo menos conflictiva y dolorosa posible. De modo que el objetivo de todo es “que la pareja se comunique y resuelva lo que quiera resolver para sentirse mejor consigo mismo y con el otro”, mantiene Anfruns Nomen, sea para recuperar la relación si ambos así lo desean, o bien para romperla de la mejor de las formas.

…lo principal en terapia es enseñar a: saber escuchar, ponerse en los zapatos del otro, aprender a comunicar lo que sentimos o nos molesta sin herir a la otra persona, responsabilizarnos de nosotros mismos, huir de la dependencia emocional, aprender a discutir, atender y cuidar la relación de pareja, y a poner unas bases para volver a ilusionarse.

“En los problemas de pareja los dos son parte del problema y los dos son parte de la solución”, insiste Torres. Dependiendo de la pareja en cuestión y del motivo que le hayan traído hasta aquí, se utilizarán unos recursos u otros, pero todos tienen los mismos objetivos: que la pareja aprenda a resolver sus conflictos, a gestionarlos porque “una pareja feliz no es aquella que no los tiene, sino aquella que sabe adaptarse y enfrentarse a ellos”, mantiene los expertos. Al final de la terapia, explica Anfruns Nomen, las parejas deciden seguir juntos o no, pero esta decisión es consciente, hablada y compartida entre ambos.

¿Sirven de algo las terapias de pareja?

Escribe tu comentario