“Dirán que soy hipocondríaca”: síntomas del ataque cardíaco en mujeres.

Gracias a la televisión y el cine, estamos familiarizados con síntomas comunes de un ataque cardíaco: el dolor en el brazo izquierdo y en el pecho, o la dificultad para respirar. Pero generalmente esos síntomas los vemos ocurrir en hombres y la enfermedad misma está asociada a ellos.

…a pesar de que las enfermedades cardíacas son menos comunes en las mujeres que en los hombres, la tasa de mortalidad por infarto de miocardio es mayor en ellas que en ellos. Almudena Castro, presidenta de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología, que vincula directamente el reciente aumento de la incidencia de estas patologías en las mujeres a su incorporación más tardía al hábito tabáquico, matiza esta afirmación: “Los infartos en hombres jóvenes son más comunes que en las mujeres jóvenes, pero pasada la menopausia las cifras se igualan, porque el efecto protector de los estrógenos desaparece”.

 

El rostro femenino del infarto

En un estudio publicado el año pasado en la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes (disponible aquí, en inglés), la investigadora Judith Lichtman y colegas investigaron por qué las mujeres tienden a retrasar la búsqueda de ayuda al notar síntomas de esta clase. El estudio “Reconocimiento de síntomas y experiencias de atención en salud en mujeres jóvenes con infarto de miocardio” consistió en entrevistas a 30 mujeres estadounidenses, de entre 30 y 55 años, que habían sido hospitalizadas luego de un ataque cardíaco.

Resultó que muchas mujeres tenían problemas reconociendo que tenían síntomas de un ataque cardíaco. “Muchas de ellas decían no estar experimentando el infarto [que vemos en las películas]” aseguró Lichtman.

 

Pero aun cuando las mujeres sospechaban que estaban teniendo un ataque al corazón, muchas dudaban de comentarlo porque no querían verse como hipocondríacas.

 

“Debemos hacer un mejor trabajo de empoderar a las mujeres para que compartan sus preocupaciones y síntomas”, sosntiene Lichtman.

 

Y los profesionales médicos necesitan hacer un mejor trabajo de escucha, agrega. Muchas mujeres reportaron que sus médicos inicialmente diagnosticaron erróneamente el dolor, asumiendo que las mujeres sufrían de reflujo o gas.

 

Las mujeres jóvenes son más renuentes a decir que están teniendo un infarto (en inglés)

 

Un tema importante de género en esta enfermedad es que muchas mujeres con estos síntomas evitan buscar ayuda porque temen que otros (familiares y médicos) minimicen sus síntomas y les digan que están siendo “histéricas” o exagerando. Aun más:

…las mujeres retrasan más el momento de ir al médico porque suelen priorizar antes sus asuntos laborales y familiares. “Cuando llega un hombre con un infarto, viene con la mujer y la hija, pero cuando viene una mujer, viene sola y corriendo porque tiene que irse a recoger a los nietos”, cuenta Castro. Además, soportan más el dolor porque tienen más cosas que hacer: “Una mujer se siente mal pero se aguanta porque tiene que hacer la comida”.

 

El rostro femenino del infarto

Aunque este estudio que presentamos se considera exploratorio, y fue realizado en el contexto estadounidense, el tema del infarto en mujeres ha sido considerado por años en diversos países, y recientemente ha surgido el interés por visibilizarlo y abordarlo de modo sistemático.

A continuación, presentamos la lista de síntomas proveída por WomensHealth.gov:

“Así es como una mujer siente un ataque cardíaco. Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas, no haga excusas para ellos”.

  1. Dolor de pecho: presión, hinchazón o dolor, en el centro o a la izquierda en el pecho. Puede experimentarse como acidez o indigestión.
  2. Incomodidad inusual en la parte superior del cuerpo: brazos, hombros, cuello, mandíbulas y parte superior del estómago. Dolor en la espalda, cuello o mandíbulas es un síntoma de infarto más común en mujeres que en hombres.
  3. Sudor frío o sudoración inexplicable o excesiva.
  4. Mareos, sin que necesariamente haya desmayos.
  5.  Náuseas, incluso vómitos.
  6. Cansancio y fatiga muscular inexplicable.
  7. Problemas para respirar.

Recomendado:
– Previamente escribimos en este blog sobre el síndrome del corazón roto.
– Nuestra presentación Investigación en psicología de la salud, donde mencionamos brevemente el estudio del que hablamos acá.
– Más información sobre el infarto del miocardio.
– ¿Asfixia, dolor en el pecho? Cómo salvar tu propia vida en 4 situaciones de emergencia.

Escribe tu comentario