Diferencias entre relación terapéutica y amistad.

1. Las relaciones terapéuticas son unilaterales debido a que se centran en el cliente. La relación sólo tiene una parte porque los problemas y cuestiones a los que se enfrenta el cliente son importantes, mientras que los problemas y cuestiones del terapeuta no se discuten. La interacción entre terapeuta y cliente está dirigida a ayudar al cliente a resolver ciertos problemas y a alcanzar ciertas metas.

2. Las relaciones terapéuticas son formales, dado que la interacción está confinada a tiempos y lugares concretos. La relación terapéutica está restringida a ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos. El terapeuta no tiene otros roles, obligaciones o responsabilidades que aquellas definidas en el contrato terapéutico.

3. Las relaciones terapéuticas están limitadas en el tiempo. La relación termina cuando se alcanzan los objetivos y metas inicialmente acordadas.

4. La relación terapéutica proporciona más que apoyo; también ofrece a los clientes la oportunidad de asumir riesgos y generalizar lo que han aprendido en la terapia al mundo exterior. Las relaciones terapéuticas son procesos dirigidos y centrados en el aquí y ahora. Schofield (1964) en su libro Psychotherapy: the purchase of friendship, advierte a los terapeutas contra el peligro de caer en el rol de “amigos de alquiler”. Schofield considera que los terapeutas deben enseñar a los clientes cómo conseguir la amistad en su vida exterior de manera que no desarrollen la creencia errónea de que “sólo un terapeuta podría quererme”.

5. La respuesta de contenido se centra en el significado literal de las palabras. La respuesta de proceso no se fija en las palabras del cliente sino en el mensaje que éste está comunicando.
Ej: un cliente que está discutiendo sus dificultades maritales pregunta al terapeuta si éste está casado.
Una respuesta de contenido sería: “sí” o “no”.
Una respuesta de proceso sería: “¿se está preguntando si puedo entender sus dificultades?”
.

Fuente: Chris Kleinké (1994). La relación terapéutica (cap. 4). En Principios comunes en psicoterapia. Pp. 116 – 117.