Detectando la comunicación digital engañosa (no lo intente en casa).

Un estudio de la Universidad Brigham Young (EE UU) ha analizado lo que sucede cuando alguien miente en un mensaje digital, ya sea en una conversación de whatsapp, en las redes sociales o en un sms. Y han descubierto que se puede reconocer a un mentiroso porque tarda más en responder, edita más mientras escribe -borrando y reescribiendo- y sus mensajes son más cortos de lo habitual.

En su experimento, Meservy y sus colegas trabajaron con más de un centenar de estudiantes universitarios que mantuvieron conversaciones con un ordenador que les formulaba decenas de preguntas. Al pedirles que mintieran en la mitad de sus contestaciones, los científicos comprobaron que tardaban un 10% más de tiempo en escribir las respuestas falsas, y que estas últimas eran editadas muchas más veces. Con estos conocimientos, augura Meservy, se podrían crear sistemas de conversación capaces de detectar mentiras en tiempo real.

Estudio revela cómo detectar mentiras en mensajes de texto

Buscamos el artículo original: Detectando comunicación engañosa via chat usando comportamiento de escritura y claves del mensaje. El artículo es sólo accesible por pago, pero el resumen está disponible para quien quiera leerlo. Y este reporte es cierto: los investigadores intentaron buscar elementos de la comunicación digital que permitieran detectar engaños en el intercambio de mensajes.

Los investigadores hipotetizaron que la presencia de un engaño en el mensaje se reflejaría en el tiempo de respuesta, en la cantidad de palabras, en la diversidad léxica y en el número de veces que se edita un mensaje. A través del método explicado arriba (participaron 100 estudiantes que respondieron a 30 preguntas, y debían mentir en la mitad de ellas), se encontró que cuando existía engaño, aumentaba el tiempo que llevaba construir el mensaje y el número de veces que se editaba; además, el mensaje contenía un menor número de palabras.

Es posible que la primera aplicación que se nos venga a la mente es detectar mentiras de la pareja, familiares o amigos. Pero la utilización de esta información será más útil en ámbitos profesionales y judiciales o forenses. Los autores señalan que apuntan a la creación de programas computacionales que permitan detectar engaños en medios digitales. Y eso es a mediano y largo plazo, y se requerirá más estudios al respecto, pues no se puede obtener conclusiones contundentes sobre el comportamiento digital con una muestra de 100 personas universitarias estadounidenses.

En definitiva, esta investigación ha sido reportada correctamente, pero puede llevarnos a hacer inferencias erróneas. “Tomar el tiempo que le lleva responder” a la persona, por sí solo, no es garantía de ningún hallazgo. Cuando se afirma “la persona se tarda en promedio 10% más del tiempo cuando está mintiendo”, se hace en términos comparativos dentro del grupo de estudio: a comparación del tiempo que les llevó a estos mismos estudiantes responder con la verdad.

Habrá razones legítimas por las que alguien le responde un mensaje más tardíamente o con menos palabras de lo acostumbrado (¿usted lleva el promedio de tiempo que se tardan sus amigos en responderle, o el promedio de palabras que usan?). Resultará tentador utilizar estas sugerencias en la vida diaria con nuestros conocidos más dudosos (para algunas personas, eso incluye su pareja), pero como hemos dicho antes, en las tecnologías de comunicación muchas veces nos hace falta el contexto más amplio en el que ocurre el mensaje, y sin contexto es fácil saltar a conclusiones sin mayor evidencia.

Escribe tu comentario