¿Cómo se siente sobre esta pregunta?

Un cliché de la psicología clínica es la pregunta “¿Cómo se siente sobre eso?” y sus variaciones. En uno de los blogs de Psych Central (traducción nuestra), el autor Nathan Feiles aborda esta frase, afirmando que, a pesar de todo, lo que ella representa es una parte importante de la psicoterapia:

Ya sea sobre relaciones, depresión, ansiedad, estrés, trabajo, carrera, o cualquier otra área en la vida, la razón por la que la gente empieza terapia es para enfrentar las situaciones concretas, external, pero, sobre todo, lo que más importa es cómo estas situaciones hacen sentir a alguien.

Esta es una de las tareas de quien asiste a terapia: la elaboración o re-elaboración -con distintos niveles de complejidad- de su mundo interno. Como se sostiene en el artículo, la comprensión a profundidad de nosotros mismos es importante para lidiar con las cosas que nos ocurren en la vida. Y esta comprensión inicia poniéndole atención a cómo nos sentimos con respecto a las cosas:

Volvernos conscientes de qué tan grandes o pequeños nos hacen sentir las cosas es un camino necesario para entender cómo nos impactan los escenarios externos…cada escenario en nuestras vidas activa alguna clase de respuesta emocional en nosotros. Estas muchas veces pasan desapercibidas en un nivel consciente…Actuamos nuestras reacciones pero sin reconocer el origen de esta reacción. ¿El comentario le hizo sentirse avergonzando? ¿Atacado? ¿Inferior? ¿Vulnerable? ¿Aniquilado? Etc. ¿Cómo le hizo sentirse?

Pero esta pregunta no es el fin, mucho menos la esencia de la terapia. Tampoco es la única manera de evocar o comprender o emociones, ello puede hacerse sin tener que hacer esta pregunta explícitamente. Como sostiene Feiles, “es sólo el inicio de la comprensión de hacia dónde irá la terapia y en qué deberá enfocarse”:

Pero lo que es necesario entender es qué nos activa, cómo es desencadenado, y cómo los patrones de nuestras dinámicas con nosotros mismos y con otros impacta nuestra vida de modo que nos hace sentir sin balance…entender las emociones subyacentes abre la puerta a este proceso para que se pueda trabajar. Puede que algunos terapeutas usen esta pregunta en exceso. Pero la mera presencia de esta pregunta no indica necesariamente que usted esté en una terapia desfasada, estereotipada e inefectiva.

La terapia va más allá de hablar de cómo nos sentimos, pero esta es una pregunta que de una u otra manera se responde a lo largo del proceso, y sus respuestas irán variando. Un terapeuta puede reconocer o al menos asumir cómo se siente el paciente (a estas alturas, sabrá que los psicólogos no leen la mente), pero preguntarlo directamente cumple la doble función de poner a prueba esta suposición y de hacer trabajar al paciente, para que ponga atención, elabore y verbalice sus propias emociones. Aunque sea un cliché, a veces cómico, en la clínica esta pregunta es uno de los primeros pasos hacia el cambio terapéutico.

Escribe tu comentario