8 de marzo: entre el sexismo benevolente y la lucha por la justicia.

Bella, insondeable, emotiva, abnegada. El Día Internacional de la Mujer se conmemora en honor a las luchas sociales y políticas que mujeres, alrededor del mundo y a lo largo de la historia, han llevado a cabo para ser reconocidas como sujetos de derechos. Para ser reconocidas como personas. Pero mucha gente ignora -con o sin intención- este sentido fundamental, y termina perpetuando lo que este día intenta combatir: encasillar y tratar a la mujer como un ser aparte, prácticamente no humano.

El imaginario colectivo tradicional activa ciertos mitos con sólo escuchar la palabra mujer: esposa amante, madre, esencia femenina. Estos son los roles que mucha gente termina “celebrando” el 8 de marzo:

[La esposa amante] se idealiza y se mira como natural la sumisión de la mujer al proyecto de vida del hombre: ella es la costilla de Adán, la “-señora de-“.

 

[L]a mujer como una especie de misterio insondable, su comportamiento más significativo brota de los fondos más profundos de la naturaleza, éste mito se refiere a todos aquellos señalamientos de que las mujeres son irracionales, emotivas e incomprensibles (en palabras del cantante de covers mexicano: “No hay que comprenderlas, solamente amarlas…“).

 

A la madre se le atribuye una serie de características idealizadas: buena, santa, abnegada, bella, acogedora, fiel; es lo más sagrado e intocable […] La imagen ideal de la madre encubre la realidad triste de la maternidad, socialmente desamparada y fruto no pocas veces de la ignorancia, el apremio y la necesidad.

Este día saca a la luz el -de por sí cotidiano- sexismo ambivalente, una serie de prejuicios “positivos” sobre las mujeres, que aunque se realicen con “buena intención” van en detrimento de otros aspectos que a la larga son más importantes:

…Aunque se trate de resaltar cualidades […] el sexismo benevolente es igual de dañino que el hostil. Tal vez incluso más peligroso, en tanto que es reconfortante y en apariencia bien intencionado. El comentario de un hombre a una compañera de trabajo sobre lo “linda” que se ve, puede socavar a ésta en su intento de ser tomada en serio como profesional. Los tratamientos de algunos hombres a mujeres, llamándolas “linda”, “corazón”, y otros términos de excesiva confianza y cariño, aun cuando no lo hay (por ejemplo, entre colegas, entre superior-subordinado) es un ejemplo de esta benevolencia. Para mucha gente, de cualquier género, es difícil ver este trato como prejuicio, por la intención subjetiva y positiva de quien emite el comentario.

Las mujeres han contribuido enormemente a los diversos campos de conocimiento. Pero su participación en ellos se ha negado e invisibilizado, y ha tratado de contrarrestarse, desde tiempos antiguos (por ejemplo, el caso de Hipatia, científica y filósofa, que, al considerada bruja, fue desmembrada y sus restos quemados). Muchos de los descubrimientos hechos por mujeres científicas son mencionados sin dar el crédito debido, en el mejor de los casos, o el crédito se adjudica a un hombre, en el peor.

Todo estudiante sabe que Isaac Newton descubrió la gravedad, que Charles Darwin descubrió la evolución, y que Albert Einstein descubrió la relatividad del tiempo. Pero en lo que se refiere a la composición del universo, los libros simplemente dicen que el átomo más abundante en él es el hidrógeno. Y nadie se pregunta cómo es que sabemos eso.

 

Fuente 

Sabemos gracias a Cecilia Payne, la autora de la tesis “más brillante sobre astronomía” que se haya escrito. También descubrió la composición del Sol, cuyo descubrimiento se lo adjudicó un colega suyo, tiempo después de desalentarla para que ella no publicara sus hallazgos. Vale también destacar el rol de científicas en programas de la NASA, como el aterrizaje de la sonda New Horizons en Plutón, dentro del tiempo calculado (calculado por la científica Yanping Guo, que desarrolló la trayectoria de la sonda) a pesar de que lleva diez años viajando de la Tierra a esa planeta.

sepurzarco

Fuente: Telesurtv.

En el terreno de lo socio-político, muchas luchas reivindicativas de las mujeres, en América Latina y el resto del mundo, han tenido y aún tienen que ver no sólo con la condición de género, sino también con el clasismo y el racismo. La semana anterior, en Honduras, la líder activista Berta Cáceres fue asesinada por su lucha en defensa de los derechos humanos, los pueblos indígenas y el medio ambiente.

“Estas no son sólo simples agresiones a alguien que trabaja por los derechos, tienen un claro carácter de género. Nos enfrentamos a una realidad en la que nosotras, además de correr los mismos riesgos que enfrentan los defensores varones, corremos riesgos específicos, propios por ser mujeres”, dice Alda Facio, experta independiente de la ONU sobre discriminación contra la mujer. “Cuando nosotras defendemos los derechos humanos estamos desafiando a la vez las normas culturales, religiosas o sociales sobre de la feminidad y el papel pasivo que debemos desempeñar en nuestras sociedades patriarcales. Y eso genera hostilidad”, añade.

Las activistas denuncian un aumento de los ataques en Latinoamérica

Por un lado más positivo, recientemente se conoció el veredicto por el caso Sepur Zarco, en Guatemala, donde dos militares fueron condenados por esclavitud y violencia sexual hacia mujeres indígenas: “Como en muchos conflictos en América Latina, lo que ocurrió en Sepur Zarco fue una batalla sobre la posesión de un territorio: tanto de la tierra como de los cuerpos de las mujeres (fuente)”.

Es lamentable reducir el 8 de marzo a un día de celebrar a “la bella mujer cuyo único propósito es ser feliz“, cuando las mujeres son constantemente violentadas en todos los ámbitos por su condición de mujer; cuando son asesinadas por no estar interesadas en un hombre, cuando se les culpa hasta de su propio asesinato por “viajar solas”. Así que, para finalizar, dejamos un video de las e_estereotipas sobre cómo no actuar en el Día Internacional de la Mujer…y en ningún otro día del año:

Aprovechamos para recomendar también su cuenta de Instagram,  donde pueden encontrarse más mensajes dedicados a la “niña y madre universal(¿?)”.

Escribe tu comentario